Frases: Alejandro Casona

Alejandro Rodríguez Álvarez, conocido como Alejandro Casona fue un dramaturgo y poeta español perteneciente a la Generación del 27. Se le suele enmarcar dentro de la corriente denominada "teatro poético"

Maestro de profesión, su firme vocación pedagógica -inspirada claramente en el ideario de la Institución Libre de Enseñanza- y su defensa de los valores progresistas, quedaron de manifiesto en proyectos de difusión de la cultura popular como las llamadas Misiones Pedagógicas creadas durante la Segunda República Española, en excelentes adaptaciones teatrales y narrativas para niños y jóvenes, y en la gran mayoría de sus creaciones dramáticas originales.

Marchó al exilio a raíz de la Guerra Civil Española y, tras pasar por México, se estableció una larga temporada en Argentina. En este país gozó de notable éxito de crítica y público. No regresó definitivamente a España hasta 1962, donde permanecio hasta su muerte.

Algunas frases que acuño en sus obras:

Si eres feliz, escóndete. No se puede andar cargado de joyas por un barrio de mendigos. No se puede pasear una felicidad como la tuya por un mundo de desgraciados.

Yo sé que la muerte no resuelve nada, que todos los problemas hay que resolverlos de pie.

En el verdadero amor no manda nadie; obedecen los dos.

Llorar, sí; pero llorar de pie, trabajando; vale más sembrar una cosecha que llorar por lo que se perdió.

No basta con ser joven. Es preciso estar borracho de juventud. Con todas sus consecuencias.

Ella no te necesita. Tiene tu recuerdo, que vale más que tú.

No es más fuerte la razón porque se diga a gritos.

No hay ninguna cosa seria que no pueda decirse con una sonrisa.

Hablar poco, pero mal, ya es mucho hablar.

La belleza es la otra forma de la verdad.

0 comentarios:

Publicar un comentario