La fuerza que por el verde tallo impulsa la flor

La fuerza que por el verde tallo impulsa la flor
Impulsa mis verdes años; la que agosta la raíz del árbol
Es la que me destruye.
Yo estoy mudo para decirle a la rosa doblada
Que dobla mi juventud la misma invernal fiebre.

La fuerza que impulsa el agua entre las rocas
Impulsa mi roja sangre; la que seca las ruidosas corrientes
Vuelve cera la mía.
Y estoy mudo para decirles con mi boca a mis venas
Que la misma boca bebe en la corriente del monte.

La mano que arremolina el agua del estanque remueve la arena;
La que amarra el soplido del viento
Detiene mi vela de sudario.
Y estoy mudo para decirle al verdugo
Que su cuerpo vil está hecho de mi arcilla.

Los labios del tiempo sorben del manantial;
El amor gotea y se recoge, mas la sangre vertida
Calmará sus pesares.
Y estoy mudo para decirle al viento de un tiempo
Que el tiempo ha marcado un cielo alrededor de los astros.

Y estoy mudo para decirle a la tumba de la amada
Que en mi sábana avanza encorvado el mismo gusano.

Dylan Thomas

0 comentarios:

Publicar un comentario