Pensamientos: Setiembre

Alternando entre dormir y soñar nuestra charla se ambientó en varios espacios, mutando de tonos sepia como libros viejos hasta estética victoriana. Me guías a crear un nuevo día, aun el tejado cruje con tímidas gotas regordetas; me despierto a medida que me hablas y así el día va tomando forma.

Con cada frase me vas sacando de la cama, pereceando un poco como un niño que no quiere levantarse; igual que las horas van sacando al sol despacio de entre las nubes. Ese sol vagabundo que hoy le cuesta salir a trabajar.

Me despierto al final, miro por la ventana y es setiembre que agoniza. Camina como anciano pidiéndole al reloj que no corra. Y le miro frágil, diciendo adiós y marchándose entre nubes y llovizna; Setiembre que agoniza lento y con dolor, los cielos le lloran y el luto les roba su color.


0 comentarios:

Publicar un comentario