Tengo triste la boca (Jorge Debravo)

Tengo triste la boca. El cuerpo. Todo.
Nada cambia en la tierra sin embargo.
El lodo amarillento siempre es lodo
Y el camino más largo es el más largo.

Duele mucho encontrarse uno tan triste
Y que nada comparta la tristeza.
Parece que la voz no nos existe
Para escupir todo esto que nos pesa.

Uno mira la tierra y le parece
Que se ha vuelto estropajo de agonía.
Que todo, hasta la vida, palidece.

Sin embargo uno sabe que no existe
Sino lo que ha existido día con día.
Y entonces es más triste el estar triste.

Jorge Debravo

0 comentarios:

Publicar un comentario