El porque y como del Laberinto

Hay dos cosas que tomar en cuenta a la hora de narrar una historia, uno que la puedas contar, y otra que pueda ser contada. Ya luego tenemos la variante de las personas que la oigan, que pueden presentarse o no… Si es la primera todo estaría en orden, pero si no se presentan a oírla tenemos la segunda derivación de ella, ESCRIBIRLO.

Con esa premisa el aliado Nekromancer se dio a la tarea de narrar sus historias diarias y su vida a través de letras perdidas llamadas pensamientos. Unos cuantos trabajando profundamente en ellos y otros solo nacen de un solo tirón, como cuando dejas caer un balde de agua y este invade el suelo de un solo y completamente dejando todo empapado.

Los primeros de ellos dan la satisfacción de haber sido tejidos o hilvanados paso por paso. Los segundos son mágicos, nacen solos como ya lo nombré, dando la sensación de ser de origen divino, de estar por ahí en algún lugar situado entre la cabeza y los dedos, puesto que ese es el camino que recorren.

Para todos ustedes que siguen o de vez en cuando visitan este laberinto de publicaciones y su estilo de escritura algo oscuro, triste, pesimista a veces pero aun asi directo, las mas sinceras gracias, y puedo dedicarles buenas cosas para sus vidas. No olviden regresar de vez en cuando que cuando el animo se presta y los dedos no tienen sueño, puedo dejar alguna cosa por aquí para ustedes.

Miles de gracias

0 comentarios:

Publicar un comentario