Pensamientos: Corcel de brisas

Cabalgas en los lejanos recuerdos, con tu ropaje de calidez
llevando en tu equipaje, flores, versos y cerezas azules,
tarareando suaves y dulces melodías, brillantes y tímidas.
Sostienes las cadenas del pasado entre tus uñas,
Mientras con tus dedos al mismo tiempo tejes un camino.

Me llamaste por mi nombre y no supe que así me llamaba,
No distinguí las lágrimas del salado océano que cruzabas.
Y por instantes te confundí con un grito ahogado en sollozos…
Caíste como del cielo bajando las gradas cubiertas con verde césped,
Tu boca me invitaba a seguirte y tus ojos me decían no me creas.

El corcel de brisas que te puso a mi alcance relincho por última vez
partió el cielo como un rayo cegador y las nubes se rasgaron.
Cántaros, pozos enteros se vertieron en la seca tierra que soy,
noches completas de tormentas lavaron el ya desgastado suelo,
sacudí mi cabeza para liberarme de tu visión, del huracán que traes.

Las paredes que pusiste en mi valentía junto con el amor que ciega,
No detenían la duda o la incertidumbre, el miedo ni la ira,
Tan solo se aunaron en un solo peso, y mis columnas cedieron.
El polvo de su construcción se vino abajo una vez más, como siempre,
Tu corcel huyó con tu equipaje, tu voz, tus melodías y tus ojos,
Al final la lluvia se detuvo y volví a ser la seca tierra que siempre fui.

0 comentarios:

Publicar un comentario