Pensamientos: La bestia

Entre cardos y espinas surgen las leyendas, de cielos nublados y lluvias con temor o duda. El diablo de tus ojos me llama conociéndome, con la bestia a su diestra su rugido me alimenta.

Contra soles y lunas brillantes de alegría e ilusión, en los colmillos de Cerberos resplandece el dolor y las letras nacen como brotando de cántaro roto... corren en tempestad se versan en ardor y emoción.

El rayo trajo del cielo al suelo la verdad y los perros negros callejeros repitieron su sonido, mas malinterpretaron el mensaje a su antojo, creyéndome mortal, su aliado su hermano.

Del viejo mundo zarparon militares veleros armados, con cañones preparados para herirme con sus fieros. Disparan Pues! Y la fuerza aparece en mi boca, el diablo de tus ojos y su bestia me asisten en la batalla.

Mis hermanos comparten una tumba y una botella, un árbol les envuelve y les cubre los oídos, tantas lunas han pasado desde que estos cañones les vencieron; los perros negros callejeros se alimentan de su carne.

0 comentarios:

Publicar un comentario