Canciones: 11 y 6

En un café se vieron por casualidad
cansados en el alma de tanto andar,
ella tenía un clavel en la mano.

El se acercó, le preguntó si andaba bien
llegaba a la ventana en puntas de pie,
y la llevó a caminar por Corrientes.

¡Miren todos! Ellos solos
pueden más que el amor
y son más fuertes que el Olimpo.
Se escondieron en el centro
y en el baño de un bar sellaron todo con un beso.

Durante un mes vendieron rosas en La Paz,
presiento que no importaba nada más
y entre los dos juntaban algo.

No sé por qué pero jamás los volví a ver.
El carga con once y ella con seis,
y, si reía, él le daba la luna...

¡Miren todos! Ellos solos
pueden más que el amor
y son más fuertes que el Olimpo.
Se escondieron en el centro
y en el baño de un bar sellaron todo con un beso.

Letra: Rodolfo Páez

0 comentarios:

Publicar un comentario