Pensamientos: Tu rostro

Solo comparto en común contigo lo negro de tus ropas. Pero aun así la sombra de tu silencio me fascina. La cascada negra de tus cabellos me prohíbe mirarte fijamente, me dice que el misterio es parte de tu encanto. El vidrio de la ventana como cómplice me da tu reflejo a contra luz, una media mirada de esa magnífica belleza. La luz finalmente se posa sobre el lugar en el que te encuentras, cuando así el brillo del titanio avisa que has descubierto tu rostro.

Segundos atascados y gotas de agua afuera que se detienen también a contemplarte… Y sucede el milagro notas mi presencia. A través de esos ojos negros se cuela mi respiración, mil palabras y mi vida entera. He quedado indefenso a las peligrosas armas de la puerta de tu alma y la comisura de esos labios carnosos.

La brisa siente celos de ti y de golpe irrumpe por la ventana entreabierta… La cascada de tus cabellos aniquila el abrazo de tus ojos en los míos. Los segundos corren otra vez y las gotas como suicidas se aplastan ferozmente contra el pavimento, salpicaran un poco y serán olvidadas, los segundos velozmente se me han escapado. Y el aura de luminosidad que te envolvía se ha disipado.

Mi vida regresa a mí y el calor que me otorgaste me abandona… la magia existe brevemente y se escapa como el agua entre los dedos. Mas la persistencia de la memoria como instantáneas de una cámara me da fragmentos de recuerdos muy frescos para volverte a vivir.


0 comentarios:

Publicar un comentario