El Hijo de Eva / Los Cambios

El Hijo de Eva

Siente como la soledad,
le aqueja como un eterno frío.
Sus versos lo dicen todo,
pero nadie los ha comprendido.

En sus versos desangrados
Se lee un gran suplicio.
El hijo de Eva,
desterrado del paraíso.

Espera en sus versos,
poder encontrar la solución
El calor que calme su frío
Que calme el dolor,
que desangra su interior.

En sus versos desangrados
Se lee un gran suplicio
El hijo de Eva,
desterrado del paraíso.



Los Cambios

Los cambios, como una tormenta
mi barca han alcanzado.
Y en el interior el viento baila,
y cambia el rumbo de mi barca.

Mis velas desgarradas, siento que me sumerjo.
Las ojas que golpean, sin compasión
La lluvia que empaña mi vista ante la situación

Una borrasca que abarca
todo aquello que en mi mente habitaba,
siento el golpe de sus truenos en mi interior,
y como mi vida sufre una transformación.

Aquella tormeta que trajo con sigo cambios
Que mi barca ha soportado
Y puedo sentir
como el sol vuelve a Salir.

Autoría: Elías Díaz.

0 comentarios:

Publicar un comentario