Frases: Henrik Ibsen

Henrik Johan Ibsen (1828 - 1906) fue un dramaturgo y poeta noruego.

Nació el 20 de marzo de 1828 en el puerto de Skien, pequeña ciudad al sur de Noruega, y murió el 23 de mayo de 1906 en Cristianía (actual Oslo). Ibsen es considerado el más importante dramaturgo noruego y uno de los autores que más han influido en la dramaturgia moderna, padre del drama realista moderno y antecedente del teatro simbólico. En su época, sus obras fueron consideradas escandalosas por una sociedad dominada por los valores victorianos, al cuestionar el modelo de familia y de sociedad dominantes. Sus obras no han perdido vigencia y es uno de los autores no contemporáneos más representado en la actualidad. (Tomado de Wikipedia)

A lo largo de su vida y Obras acuño entre sus frases mas conocidas las siguientes:

La mejor venganza es el desdén.

El hombre más fuerte es el que resiste la soledad.

No apagues la antorcha que humea si no tienes otros fuegos que alumbren mejor.

El pecado que no tiene perdón es el que mata la vida del amor en el ser.

La sociedad viene a ser como un navío y todo el mundo debe contribuír a la buena dirección de su timón.

Si dudas de ti mismo, estás vencido de antemano.

Sólo lo que se pierde es adquirido para siempre.

La lucha por la libertad es la esencia de la misma libertad.

Si lo dieses todo, menos la vida, has de saber que no has dado nada.

Quita a un hombre corriente las ilusiones de su vida y le quitarás también la felicidad.

La belleza es el acuerdo entre el contenido y la forma

El odio como el amor se apagan en la tumba. Sólo una cosa permanece invariable en la vida, como después de la muerte: nuestro destino

0 comentarios:

Publicar un comentario