Pensamientos: Argod

Argod partió su yelmo con un llano golpe, dividió como rayo su ardiente cabeza, esquirlas ardientes volaron de sus sienes cual enrojecido metal templado forjándose en los fuegos infernales.

Espesa niebla cubrió y ocultó sus reales intenciones, marchitas sonrisas vestidas por la blanca túnica calada, Argod astuto como viejo zorro llevo la niebla a las cumbres de los dioses.

Ojos desorbitados en las cuencas de dioses enfurecidos, saltaron a la trampa siendo corderos en vez de depredadores... Sencilla labor para los embrujos endulzados que Argod vertió en sus sueños.

Rompe la piel la afilada lanza de Argod, parte el cielo al unísono, el trueno revela el fatídico final, deicidio, luto en la corte celestial, vierten sangre en los ríos azules tiñéndole de violeta venganza.

Argod se despega de sus cuerpos sin vida, crecerá mas fuerte reforzará sus armas, tentará a los hombres ahora que los dioses son cuencos vacíos, restos olvidados y leyendas en pergaminos rotos.

Los hombres se creerán dioses, tocarán el cielo y la lanza afilada traerá al suelo sus viajes oníricos, nueva sangre teñirá los suelos. Argod ser inmortal, cambiara su rostro y vestidos, la fortuna ha sido lanzada.

0 comentarios:

Publicar un comentario