La Celda

Pierdo todo el sentido,
Soy como la Luna, sobre ti
Escondo un rostro, que en la tierra no se vea
Cierro la celda e intento contener su fuerza
Si logra escapar ya no habrá salvación
Cuando llegue su momento, tomara el control.

Siento como arde adentro,
Observa y espera que llegue la hora
En que la luz se atenúe y opaque mi alma
Cierro la celda e intento contener su fuerza
Si logra escapar ya no habrá salvación
Cuando llegue su momento, tomara el control.

Un ser sediento de sangre, habita dentro de
La muerte es su alimento.
Un ser sediento de sangre, habita dentro de
La muerte es su alimento.

Me ensordecen sus risas,
Su garganta me pide alimento
Quiere respuestas a su necesidad
Cierro la celda e intento contener su fuerza
Si logra escapar ya no habrá salvación
Cuando llegue su momento, tomara el control.

Un ser sediento de sangre, habita dentro de
La muerte es su alimento.
Un ser sediento de sangre, habita dentro de
La muerte es su alimento.

Lo escucho repetirlo,
No puedes corregir los reglones torcidos de Dios
El infierno es lugar a donde me acompañaras
Anqué cierres la celda no puedes contener mi fuerza
Ahora que escapo ya no habrá salvación
Este es mi momento, tengo el control.

Un ser sediento de sangre, habita dentro de mí
La muerte es su alimento.
Un ser sediento de sangre, habita dentro de
La muerte es su alimento.

Elías Díaz Ruíz

0 comentarios:

Publicar un comentario