Pensamientos: El Diablo y Yo















Anoche el humo me envolvió y danzó en mi habitación,
trajo cisnes y sirenas, hadas y unicornios que bailaron.
Se llevo el humo a las cosas materiales que me anclaban.
Se llevo los recuerdos que dolían y me dio un corazón.

En la madrugada la chispa danzó al ritmo del viento,
creyó apagarse pero estaba oculta y pesada en el suelo.
Se tendió en mis pies y me rindió tributo cual aprendiz.
Se tendió al verme pasar y correr entre las bestias salvajes.

Anoche mi alma me dejó y me observo caído en la cama,
cantó y silbó andando por la calle abajo pues nada importaba
Se perdió en la ventisca que se arremolino en mi puerta.
Se perdió y en mi corazón nuevo se instaló el cansancio.

En la madrugada desperté vistiendo una máscara de humano,
compre sonrisas para vestirlas cuando el diablo me hable.
Se rió al verme de vuelta como quien encuentra un amigo.
Se rió y me abrazó, el olor del humo aun sigue en mi celda.

0 comentarios:

Publicar un comentario