Nos fundimos en la niebla

Un refugio lleno de su aliento gris,
Que se funde con lo más perdido y sombrío de mí.
Vienen aquí ideas perdidas, reflexiones y fantasías.
Nos fundimos en la niebla.

El susurro de palabras me seduce,
Asombrado e inspirado me abrí paso entra la bruma.
Me reencontré nuevamente con las bases de la creación.
Nos fundimos en la niebla.

Podría ser por una angustia eterna,
Convertirse en motivo de orgullo o de mi inmoralidad.
Una bendición o un maldito camino con el que
Nos fundimos en la niebla

Una avalancha de creatividad,
El humo con su efecto plasmado dentro de mí...
Lluvia de conceptos abstractos difíciles de describir,
Nos fundimos en la niebla.

Sentí poder tocar las sensaciones,
Viviendo atreves de los sentidos, atrapar ideas con las manos,
Sentir su tacto, percibir su esencia y su cuerpo incorpóreo.
Nos fundimos en la niebla.

Su alma Trascedente y superior,
Los pensamientos perdidos se burlan de mí.
La respuesta inapropiada por mi incredibilidad.
Nos fundimos en la niebla

Cierro los ojos cansados y somnolientos,
En medio del denso manto filosófico y existencialista.
De pensamientos inconclusos y cargados de poesía y metafísica.
Nos fundimos en la niebla


Elías Díaz Ruiz

0 comentarios:

Publicar un comentario