Pensamientos: Falsos Noviembres

Noviembre parecía traerte a casa, al igual que noviembre trajo a mis dedos un rincón para escribir de mí mismo y de esas musas que se alejan cuando el amor se hace presente fisicamente.

Recuerdo ya los años pasados de lejos que han manchado las ventanas de mi vida, y como aun no he tenido la suficiente valentía de salir a lavar esos manchados cristales que empañan mi juicio y muchas veces mi voluntad.

A días de que muera un año mas en el que pienso donde te habrás metido me encuentro en un encierro donde pretendo ser una mejor persona, me encuentro entre un colchón y cuatro paredes, ya sin drogas o pastillas.

Podría poner música de fondo a mi ánimo con un collage de melodias amargas y voces rasposas que me indiquen como sobrevivir unos días más cuando las ganas de seguir adelante amainan como si no soplara ya viento en las velas de mi gastado bote.

Hace tanto tiempo que dejé mi puerto que dudo si debí iniciar este viaje sin destino o sin final aparente, no ha habido aún un final pero varias escalas me han enseñado cosas nuevas sobre los demás y sobre mí.

Noviembre parecía traerte a casa y cambie esos meses por fines de semana, te cambie la piel por una mas clara y cambie tu castaño y rubio cabello por un color primario que tenga brazos mas cercanos y que a veces me apuñala con mas dolor del que tu me causabas.

He cambiado tantas cosas, sonrisas por lágrimas, amaneceres por noches frías, mis bienes por ventanas rotas pero aun no logro cambiar un talvez por un punto final.

Tu nueva piel ha sido mas calida que la tuya y mas cruel que la que vestias originalmente, tus nuevos cabellos han acariciado mi pecho con mas cariño pero me han flagelado con mas dolor.

Tus nuevos ojos me han enseñado a ser mas sincero, a caminar mas despacio y a verte en los rostros de los demas, a resumir libros en páginas y párrafos en versos.

Pero sobre todo tu cuerpo mas delgado me ha dejado una silueta que no puedo borrar de la pared con tu figura desnuda para atormentarme cuando la mañana vuelve para mentirme que aun volverás otro viernes... o quizás un mes de noviembre.

0 comentarios:

Publicar un comentario