El "héroe"

Se lanzó a las vías del tren arriesgando su vida. Y miró pasar los segundos, los minutos y las horas que había desperdiciado viviendo.
 Eran páginas vacías donde nada fue relevante, eran historias sin fin, con un principio en común de letras borrosas.
Se arrojaba a las balas, otro día a la calle, salvando a quienes no conocía para salvarse a si mismo quizás.
Era un héroe dentro de sus historias, esas grises historias que nadie jamás leería. Esas que nadie compraba.
Coleccionaba personajes de mundos lejanos y de calles cercanas. Escribiendo como les salvaría de si mismos. 
Moría todos los días, agonizaba a veces por semanas y a nadie le importaba como o porque ocurría. Para su peor sorpresa siempre que intentaba morir volvía a resucitar. 
No lo hacía a los tres días para fama. Lo hacía de inmediato así no tenía público. Y tenía siempre la falla enorme de escribir historias sin fin...

0 comentarios:

Publicar un comentario